top of page

Impresionante hallazgo: Cuerpo de monja exhumado sin signos de descomposición

El misterio de la monja incorrupta: Un caso asombroso que desafía la descomposición.


Cuerpo de monja exhumado tras cuatro años no muestra signos de descomposición, generando gran interés religioso.


En el estado de Missouri, Estados Unidos, cientos de peregrinos se están dirigiendo a un monasterio para observar los restos mortales de la monja Wilhelmina Lancaster, quien fue exhumada recientemente después de haber sido enterrada hace cuatro años.


Sorprendentemente, el cuerpo no presenta signos de descomposición, incluso sin haber sido embalsamado. Esta aparente "incorruptibilidad" se considera un posible signo de santidad en la Iglesia, aunque los expertos creen que es un fenómeno natural.


Fundadora de las Benedictine Sisters of Mary, Lancaster falleció en mayo de 2019.


Su cuerpo fue exhumado para ser trasladado al monasterio. Cuando se abrió el ataúd, hecho de madera y supuestamente agrietado, se observaron restos mortales sin signos de descomposición: tanto el cuerpo, que no fue embalsamado, como el hábito de Lancaster permanecieron intactos.


"Nos dijeron por parte del personal del cementerio que solo encontraríamos huesos, ya que la hermana Wilhelmina fue enterrada sin embalsamar y en un ataúd de madera simple", explicó una de las monjas a la revista Newsweek.


Sin embargo, esto no fue lo que sucedió: el cuerpo de la afroamericana estaba cubierto solo por una capa de moho, según la misma agencia de noticias católica. El revestimiento del ataúd, por otro lado, se habría desintegrado.


En el catolicismo, se conocen como "incorruptos" a los cuerpos que, por intervención divina, resisten la descomposición después de la muerte, sin recurrir a métodos de embalsamamiento.


"Creemos que ella es la primera mujer afroamericana en encontrarse incorrupta [en Estados Unidos]", declaró Madre Cecilia, abadesa del monasterio y una de las primeras en examinar el ataúd.


En una nota publicada en el sitio web, el obispo Johnston, de la diócesis de Kansas City-St. Joseph, indicó que el proceso de santificación de la monja no ha sido iniciado.


"La Iglesia ha establecido un proceso para determinar si alguien es santo y digno de veneración. Este proceso aún no se ha iniciado en nombre de la hermana Wilhelmina.


Es comprensible que muchos se sientan conmovidos por la fe y la devoción al ver los restos mortales de la Hermana Guilhermina, dada la notable condición de su cuerpo, pero los visitantes no deben tocar o venerar su cuerpo ni tratarlo como reliquia", se lee en el comunicado.


Los expertos no se muestran sorprendidos por el estado de preservación de los restos mortales de la monja.


Según Nicholas Passalacqua, profesor asociado y director de antropología forense en la Universidad Western Carolina, "sin ataúd ni ningún otro recipiente o envoltorio que cubra los restos mortales", un cuerpo tarda aproximadamente cinco años en descomponerse y quedar solo en forma de esqueleto.


"Por lo tanto, para este cuerpo, que fue enterrado en un ataúd, personalmente no encuentro muy sorprendente que los restos mortales estén bien preservados después de solo cuatro años", declaró a Newsweek.


Mientras tanto, cientos de personas interpretan el estado de conservación del cuerpo como una señal divina y están acudiendo al Missouri para observar a la monja, ahora resguardada en un vidrio en la capilla del monasterio.

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page