«IN GOD WE TRUST»…

“IN GOD WE TRUST”…

@Amando Hurtado



A pesar de la abundancia de noticias espectaculares sobre crímenes, a pequeña o a gran escala, cometidos en EE.UU., donde adquirir armas letales es un derecho constitucional, la coreografía que se percibe a través de los medios a nivel mundial es la de un país eminentemente “religioso”, en el que Dios y la Biblia figuran como parte integrante de su estructura social.

Sin embargo eso no parece impedir que se esté desarrollando en EE.UU. el mismo proceso de secularización que se viene produciendo en otros países: tanto allí como en Europa las religiones del establishment (en especial las clásicas) se hallan en franca decadencia y se está dando un espectacular ascenso de los “sin religión”. El año 2019 podría ser, en EE.UU., el año en el que estos se impongan como primer grupo por lo que respecta a “creencias”.

Según el Centro de Investigacion PEW, con sede en Washington D.C., los “sin religión” representan ahora casi un 25% de la población estadounidense (unos 55 millones de adultos), cuando en 1990 eran sólo el 8%. Los católicos representan un 23% (en declive, tras las acusaciones de pedofilia clerical) y los evangélicos se hallan en torno al 25%, tras la pérdida de más de un millón de adherentes durante el último decenio. Los protestantes “tradicionales” (prebiterianos, metodistas, luteranos, anglicanos), suman algo más del 10%) y más minoritariamente representadas se encuentran otras religiones (judaísmo, islám, etc.) La información que recojo aquí es la que pone de relieve Denis Lacorne, director del Centro Europeo de Investigaciones Internacionales en su reciente publicación “Sobre la religión en América”.



#AmandoHurtado #INGODWETRUST #Deus #Bíblia