top of page

Socialistas Dominan la Gran Logia de España: Crisis en la Masonería

El PSOE toma el control de la Gran Logia de España, desatando controversia?


Desde la elección del senador Txema Oleaga como Gran Maestre de la Gran Logia de España (GLE), los socialistas han ido ocupando la gran mayoría de los puestos más relevantes en la organización masónica, generando una crisis interna significativa.


Esta situación ha desatado controversia dentro de la GLE, que históricamente ha mantenido una postura neutral respecto a la política.


La elección de Oleaga, portavoz del PSOE en la Comisión de Justicia, marcó un punto de inflexión.


A pesar de que los reglamentos de la masonería no prohíben que un masón ocupe cargos políticos, la tradición ha sido que cualquier cargo dentro de la GLE no se compatibilice con una posición activa en política.


Oleaga, sin embargo, no solo mantuvo su escaño de senador, sino que también ha sido acusado de utilizar la GLE como trampolín para favorecer a miembros de su partido.


Durante sus dos años de mandato, Oleaga reemplazó a Javier Escalada, el Gran Diputado, por Francisco Javier Rivas, un veterano militante socialista.


Además, su hermano Jesús Oleaga fue nombrado Gran Maestro Provincial de Castilla, y en Cataluña, Rubén Argemí fue sustituido por David Aragonés, también del PSOE y alto cargo en la Diputación de Barcelona.


Entre los cargos más importantes de la GLE dominados por socialistas se encuentran José Antonio Rodríguez Peregrina como Gran Orador, Lluís M. Moyà Noguera como presidente de la Corte Masónica de Justicia, Adolfo Zabala como director del Consejo Rector de la Masonería y Juan Carlos Goñi como Asistente del Gran Maestre. Además, Carlos Barón fue nombrado presidente de la Comisión de Patrimonio.


Un reputado venerable maestro de la GLE ha expresado su preocupación: "No queremos que se confunda al PSOE con la masonería. Nunca hemos entrado en política y ahora nos movemos en arenas movedizas. Hemos de dar un golpe de timón y se han de convocar elecciones para elegir nueva cúpula".


Esta situación ha generado un profundo malestar entre los masones tradicionales, quienes temen que la neutralidad política de la organización esté en peligro.


La GLE, conocida por su vinculación con la masonería inglesa y su carácter regular, se enfrenta a un momento delicado en su historia, en el que la política y la masonería parecen estar más entrelazadas que nunca.



תגובות

דירוג של 0 מתוך 5 כוכבים
אין עדיין דירוגים

הוספת דירוג
bottom of page