top of page

La finca de Valladolid que esconde un monasterio, una villa romana y rituales prehistóricos

La finca de Valladolid que esconde un monasterio, una villa romana y rituales prehistóricos


En la finca de Matallana de Villaba de Los Alcores se encuentran una serie de yacimientos desde la Edad del Cobre hasta el siglo XIX.



ARQUEOLOGÍA | YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS | CASTILLA Y LEÓN | ANTIGUA ROMA | IMPERIO ROMANO | EDAD MEDIA | VALLADOLID

Entre las suaves colinas de los Montes Torozos y las fértiles Tierras de Campos, la finca de Matallana, ubicada en el municipio vallisoletano de Villalba de los Alcores, guarda una historia que abarca milenios.


En 1185, el noble Tello Téllez de Meneses donó estas tierras a la iglesia, concretamente al monasterio cisterciense de La Crête, fundando así el Monasterio de Santa María de Matallana.


A pesar de los saqueos y la desamortización, los restos del monasterio aún se alzan como testigos mudos de su glorioso pasado.


Un Legado Multicultural


Antes de la llegada de los monjes, una villa romana floreció en estas tierras entre los siglos I y V d.C.


Fragmentos de cerámica romana y restos de la pars rustica han sido hallados en la zona conocida como Prado de la Guadaña.


Entre los descubrimientos destaca un hipocausto, indicando la existencia de termas privadas.


Durante la Edad Media, los restos de la villa romana se convirtieron en una necrópolis.


Más de 50 sepulturas han sido documentadas, algunas con ajuares funerarios que incluían aceites, anillos y collares. Un hombre de 25 años, enterrado junto a su hacha, ilustra la violencia de la época.


Vestigios Prehistóricos


La historia de la finca se remonta aún más atrás, hasta la Edad del Bronce. Un asentamiento con 20 cabañas circulares habitado por unas cien personas prosperó entre 2700 y 2500 a.C.


Análisis de polen revelan que estos habitantes explotaron extensos campos de trigo.


La transformación de sus graneros en basureros y la presencia de fosos circulares rellenos de restos óseos sugieren rituales y ceremonias enigmáticas.


Un Centro de Interpretación Arqueológica


En 1997, las investigaciones arqueológicas comenzaron a revelar la dilatada ocupación humana de Matallana. Manuel Crespo Díez, arqueólogo de la Universidad de Valladolid, destaca la importancia de estos hallazgos.


El Centro de Interpretación, musealizado en 2021, ofrece una visión detallada de la rica historia de la finca.


Un Testimonio de Resiliencia


La finca de Matallana, con su monasterio, villa romana y vestigios prehistóricos, es un testimonio de la resiliencia y la continuidad de la ocupación humana en esta región.


Cada capa de historia descubierta bajo los dorados campos de cereal ofrece una ventana al pasado, revelando la complejidad y riqueza de la herencia cultural de Valladolid.


Para más detalles, visita el Centro de Interpretación de la finca de Matallana y explora la fascinante historia de estos yacimientos arqueológicos.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page