top of page

Este es el puente romano más antiguo: se conserva intacto desde hace más de dos milenios

Este es el puente romano más antiguo: se conserva intacto desde hace más de dos milenios


Los puentes romanos son una muestra notable de la ingeniería y la arquitectura de la Antigua Roma.


Entre ellos, el puente Fabricio destaca por ser el más antiguo de Roma que ha mantenido su estructura original desde su construcción en el año 62 a.C.


Los romanos construyeron numerosos puentes a lo largo de su vasto imperio, muchos de los cuales aún se mantienen en pie, testimoniando la durabilidad y sofisticación de su ingeniería.


Entre estos impresionantes ejemplos de arquitectura romana, el puente Fabricio, también conocido como "ponte dei Quattro Capi", destaca como el más antiguo de Roma que ha conservado su estructura original.


El puente Fabricio: Un testimonio de la antigua Roma


Construido sobre el río Tíber, el puente Fabricio une el Campo de Marte con el lado este de la isla Tiberina, justo al lado del antiguo Foro.


Su nombre "quattro capi" proviene de dos esculturas de cuatro cabezas de Jano, el dios de las dos caras, que decoran el puente desde el siglo XIV.


Historia y construcción


El historiador y senador romano Dion Casio relata que el puente Fabricio fue construido en el año 62 a.C. para reemplazar un puente de madera destruido por un incendio.


Este puente ha sobrevivido a múltiples inundaciones del Tíber y a los cambios políticos y urbanos de Roma, lo que lo convierte en un auténtico tesoro arquitectónico.


Características arquitectónicas


El puente Fabricio tiene dos arcos principales y un arco menor en el centro, diseñado para aliviar la presión del agua durante las crecidas del río.


Mide aproximadamente 62 metros de longitud y 5,5 metros de ancho. A lo largo de su historia, ha sido restaurado en varias ocasiones, notablemente en el año 21 a.C. bajo el emperador Augusto, quien añadió inscripciones que aún son visibles.


Un legado de la ingeniería romana


La arqueóloga Amanda Claridge, en su libro Rome: An Oxford Archaeological Guide, describe en detalle el estado de conservación del puente Fabricio, subrayando su importancia como uno de los puentes romanos más antiguos y mejor conservados.


Este puente no solo es un ejemplo destacado de la ingeniería romana, sino también un testimonio de la durabilidad y el ingenio de las construcciones de la Antigua Roma.


El puente Fabricio continúa siendo un monumento histórico de gran importancia en Roma, apreciado tanto por su valor arquitectónico como por la rica historia y las leyendas que lo rodean.


Es un testimonio vivo del legado romano que sigue fascinando a historiadores, arqueólogos y turistas de todo el mundo.


コメント

5つ星のうち0と評価されています。
まだ評価がありません

評価を追加
bottom of page