AHORA TAMBIÉN CONTRA ALBERT PIKE….

Masonería - AHORA TAMBIÉN CONTRA ALBERT PIKE…. | @Amando Hurtado


El viernes pasado, día 19 de junio, un grupo de manifestantes anti-racistas derribó y quemó en parte la estatua de un personaje muy singular en la historia de la masonería estadounidense: Albert Pike (1809-1891)


Su obra “Morales y dogma” ha venido a ser todo un código sagrado para quienes practican los llamados altos grados del método o Rito Escocés Antiguo y Aceptado auspiciado por el Supremo Consejo de la Jurisdicción Sur de EE.UU., entidad que presidió como Soberano Gran Comendador desde 1859 hasta su muerte. Tal reconocimiento no es, ni mucho menos, universalmente compartido en el mundo masónico, aunque por su fuerte personalidad y su arrojada trayectoria vital (muy “americana”) merezca Pike capítulo propio…


El caso es que, además de aventurero vocacional, brillante abogado, poeta y Gran Comendador, fue Albert Pike brevemente general de brigada del ejército esclavista durante la guerra civil estadounidense. Cargo del que dimitió en 1862 por desavenencia con el alto mando confederal. Algo que ya le había ocurrido años antes, como capitán del ejército en guerra contra Méjico, cuando terminó retando a duelo al coronel de su propio regimiento…No se ha podido probar que fuera miembro del Ku-Klux-Klan, aunque sus detractores lo hayan afirmado reiteradamente…


Según informó la cadena de televisión estadounidense Fox 5 el pasado viernes, unos manifestantes lograron derribar la estatua de Pike, donada por el Supremo Consejo de la Jurisdicción Sur de EE.UU. al Distrito Federal de Washington en 1901. Único monumento a un defensor de la esclavitud en terreno público federal. El reportero Christofer Hodapp lo describía así:


<<Albert Pike fue un general confederado. Durante el conflicto fue acusado de untilizar guerreros indios choctaw para arrancar la cabellera a los cadáveres de los soldados yankis caídos, compensando a los vencedores, indios y no indios, con alcohol y prostitutas. El Presidente Abrahan Lincoln declaró al rebelde Pike criminal peligroso y dió orden de busca y captura contra él. Terminada la guerra, Pike se refugió en Canadá y algunos afirman que participó en la conspiración para asesinar a Lincoln. Sin embargo fue perdonado por el presidente Andrew Johnson, sudista sucesor de Lincoln.>>


El reportero no indica su fuente de información respecto a lo de las cabelleras, el alcohol y las prostitutas, que suena mucho a lo que se define ahora como “fake news”. Me parece más grave lo de “Gran Comendador”…


Masoneria | #Albert #Pike